El Banco Islámico de Desarrollo anunció, en un comunicado publicado el Lunes 3 de julio, haber aprobado varios préstamos por un importe total de 452,9 millones de dólares (398,68 millones de euros) con destino a países africanos, a fin de financiar proyectos de desarrollo de la producción de electricidad o el abastecimiento de agua.

Reunidos el domingo 2 de julio, los miembros del Consejo de Administración del Banco Islámico de Desarrollo (BID) han aprobado unos 1096,4 millones de dólares en préstamos, de los cuales 452,9 millones hacia el continente africano. En el detalle, el BID aprobó un préstamo de 102,8 millones de dólares para el fortalecimiento de la central eléctrica de Kossodo, Ouagadougou, Burkina Faso y un préstamo de 165,4 millones de dólares para la rehabilitación y el fortalecimiento de la central térmica de Sirakoro, Malí.

La institución financiera también ha aprobado un préstamo de 115,6 millones de dólares para contribuir al desarrollo de dos proyectos de electricidad solar en Egipto, uno de ellos desarrollado por Scatec Solar.

Además de la energía, el BID también validó el préstamo de 53,71 millones de dólares para fortalecer la cadena de valor y las infraestructuras agrícolas en el Camerún, y un préstamo de 15,4 millones de dólares para un proyecto de abastecimiento de agua en las zonas rurales de la región de N´ Zerekore en Guinea.

Gira africana para el BID

En enero de 2017, el BID realizó una gira africana en Senegal y Guinea, donde había firmado numerosos acuerdos de financiación para un total de cerca de 300 millones de dólares, de los cuales 92 millones con destino a Senegal y 200 millones con destino a Guinea.

Este post también está disponible en: Français (Francés) English (Inglés)