El FMI autorizó el desembolso de un nuevo tramo de ayuda de 314,4 millones de dólares.

Después de haber completado una auditoría del programa económico tunecino, el Consejo de Administración del FMI autorizó el desembolso de un nuevo tramo de ayuda de 314,4 millones de dólares para el país, en el marco de su programa de crédito de 4 años.
El FMI anunció, en un comunicado publicado el Lunes 12 de junio, de haber concluido su primera auditoría del programa económico tunecino, que condicionaba el desbloqueo de un nuevo tramo de crédito de 314,4 millones de dólares (280,5 millones de euros). En conjunto, Túnez ha pedido prestado 628,8 millones de dólares como parte de este programa de crédito por un total de $ 2,83 mil millones y un periodo de 4 años, aprobado por el FMI en de mayo del 2016.
Este programa está condicionado por las reformas que debe llevar a cabo el Gobierno de Túnez, para reducir el déficit fiscal, estabilizar la deuda pública por debajo del 70% del PIB en 2020, aumentar las inversiones y los gastos sociales e introducir una mayor flexibilidad en el sistema de cambio y al mismo tiempo contener la inflación por debajo del 4%.
El FMI saluda del importante avance
” Las autoridades han hecho importantes progresos en la reestructuración de los bancos públicos. La próxima etapa se prevé un cambio en el marco reglamentario y jurídico, para apoyar la reducción de los préstamos no rentables. También será importante establecer otras medidas de supervisión bancaria”, dijo Mitsuhiro Furusawa, Director General Adjunto del FMI.
El Gobierno debe también garantizar la viabilidad de las pensiones y proteger mejor a las familias vulnerables, así como de acelerar las reformas encaminadas a mejorar la gobernanza y favorecer el crecimiento del empleo y del sector privado.
Mejora de la administración pública
” Las autoridades están comprometidas en la mejora de la gobernabilidad y el entorno empresarial. La instauración de la Alta Autoridad anti-corrupción y de nuevas instituciones, como la ventanilla única para los inversores, cuya creación está prevista, así como la participación de Túnez en el programa del G20 Compact with Africa va en el sentido de estos objetivos”, añadió Mitsuhiro Furusawa.
Al terminar su auditoría, el Consejo de Administración del FMI ha aceptado la petición de las autoridades de no respetar los objetivos de rendimiento sobre las reservas de divisas, los activos internos netos y el déficit presupuestario primario.
En abril pasado, el FMI no había concedido el tercer tramo de 350 millones de dólares del programa de crédito, alegando que la ” difícil Conjetura económica ” exigía de parte de las autoridades tunecinas una “respuesta urgente y enérgica” para “mantener la estabilidad macroeconómica” y “potenciar la creación de empleo”.