Transporte de electricidad: LA OMVS quiere ampliar su red de aquí a 2025.

La Organización para la puesta en valor del Río Senegal (OMVS) cuenta ampliar la red interconectada de transporte y distribución de energía de 1.700 km a 4.000 kilómetros hasta el año 2025. Además de sus obras de primera generación (Diama y Manantali), la OMVS cuenta sobre el final de los trabajos de otras presas en Guinea (Koukoutamba 297 MW y Boureya 114 MW) y en Malí (Gouina 140 MW y Gourbassi 18 MW) para alcanzar ese objetivo.

Estos proyectos permitirán generar, a medio plazo, 826 MW de energía hidroeléctrica.

Con estos logros y proyectos en curso (Manantali 2), la red interconectada de transporte y distribución de energía de la Omvs será casi triplicada.

La política energética común elaborada por la Organización debería contribuir a reducir el déficit energético de sus países miembros (Malí, Mauritania, Senegal, Guinea) y que pueda exportar energía en la subregión.

El coste global del proyecto energía Manantali es de 335 millones de euros (planta hidroeléctrica, líneas y puestos de alta tensión en Malí, Mauritania y Senegal). Se realizó entre 1998 y 2002 y su inicio de la explotación comercial se remonta a 2002. La potencia instalada es de 200 MW para 5 grupos, un productible medio anual de 807 Gwh, de 16 puestos de alta tensión, 1,700 kilómetros.

La OMVS cuenta además con el complejo hidroeléctrico de la presa de Félou que costó 125 millones de euros. Situado en Malí, a unos 200 km aguas abajo del embalse de Manantali y aproximadamente 4 km del puesto de alta tensión de Kayes-Médine (RIMA), la presa se construyó en 2009 y puesto en servicio en 2013. Su potencia es de 60 MW para una capacidad de producción anual de 320-350 GWh. La realización de esta obra fue financiada por la (Banco Europeo de Inversiones (BEI), la AIF y la sociedad de gestión de Manantali (Sogem).

Según un alto responsable de la OMVS, entre 2002 y 2016, el sistema eléctrico de la Sogem, con sus dos centrales hidroeléctricas (Manantali y Félou) y la interconexión de redes eléctricas ha contribuido a mejorar la calidad y la continuidad del suministro de electricidad en Malí (40 a 50% de las necesidades de electricidad), en Mauritania (20 a 30%) y el Senegal (10 a 12%).

 

Este post también está disponible en: Français (Francés) English (Inglés)