Un préstamo de 500 millones de dólares para mejorar el clima de negocios

 El Banco Mundial anunció, en un comunicado publicado el 13 de junio pasado, haber aprobado un préstamo de 500 millones de dólares (446,3 millones de euros), destinado a “el apoyo de las políticas de desarrollo centradas en el entorno empresarial y el espíritu empresarial”.

El préstamo de 500 millones de dólares, aprobado el pasado 13 de junio por el Banco Mundial pretende apoyar el plan de desarrollo 2016-2020 del Gobierno tunecino. Objetivo: transformar el sector privado en motor principal del crecimiento y la creación de empleo, mejorar el entorno competitivo y facilitar el acceso a los empresarios y los jóvenes a la financiación.

“Túnez tiene un gran vivero de jóvenes talentos dispuestos a lanzarse, pero lo que necesitan estos hombres y mujeres, es de un entorno propicio, y en particular de un acceso a la financiación”, dijo Marie-Françoise Marie-Nelly, Directora de Operaciones del Banco Mundial para el Magreb y Malta.

“Además de apoyar la aplicación de las nuevas leyes sobre la competencia y la inversión, lo dispuesto en el apoyo de las políticas de desarrollo ayudará al Gobierno a mejorar la eficacia de las inversiones públicas y a movilizar al sector privado a través, entre otras cosas, de asociaciones público-privado, dijo Abdoulaye Sy, economista senior para Túnez y jefe de equipo del programa en el Banco Mundial.

Otro préstamo del FMI

“Esta operación permitirá también al Gobierno de estimular las inversiones de lanzamiento y por capitales propios para las empresas jóvenes y los empresarios, mediante la simplificación del marco reglamentario vigente, y mejorar el acceso al crédito y préstamos hipotecarios con la aprobación de una ley que instituye una central de riesgos privada y la revisión de los criterios de elegibilidad para Foprolos, el fondo de promoción de la vivienda para los trabajadores”, ha añadido Abdoulaye Sy.

La semana pasada, el FMI había autorizado el desembolso de un nuevo tramo de ayuda de 314,4 millones de dólares para el país, en el marco de su programa de crédito de 4 años.